Portfolio

Espérame también

Espérame también

 

 

 

 

 

 

 

 

Porque lo espero a El, y porque espero
que, al encontrarlo, todos nos veamos
restablecidos por el sol primero
y el corazón seguro de que amamos;

porque no acepto esa mirada fría
y creo en el rescoldo que ella esconde;
porque tu soledad también es mía;
y todo yo soy una herida, donde

alguna sangre mana; y donde espera
un muerto, yo reclamo primavera,
muerto con él ya antes de mi muerte;

porque aprendí a esperar a contramano
de tanta decepción: te juro, hermano,
que espero tanto verLo como verte.

Pedro Casaldáliga

San Romero de América

San Romero de América

 

Cristo Jesús,

Te pedimos que al igual que san Óscar Romero

no tengamos miedo de arriesgar todo lo que tenemos para seguirte,

para estar con los pobres y los oprimidos.

Concédenos el mismo valor que le diste al arzobispo Romero:

que vamos a sentir lo que tenemos miedo de sentir

que no vamos a sentirnos abrumados por todo lo que se necesita hacer

— sino que vamos a seguirte.

Y tener la confianza

de que vas a caminar con nosotros

en nuestro camino del discipulado,

dondequiera que pueda llevar.

Que nuestro caminar

sea uno de verdadera solidaridad como lo fue el de san Romero.

Y en la vida y la muerte podamos dar mucho fruto.

Amén

 

 

El Verbo quiso de mi

El Verbo quiso de mi

 

María

 

EL VERBO QUISO DE MÍ

Para no ser sólo Dios, el Verbo quiso de mí
la carne que hace al Hombre.
Y yo le dije que sí, para no ser sólo niña.

Para no ser sólo vida, el Verbo quiso de mí
la carne que me hace a la Muerte.
Y yo le dije que sí, para no ser sólo madre.

Y para ser Vida Eterna, el Verbo quiso de mí
la carne que resucita.
Y yo le dije que sí, para no ser sólo tiempo.

Pedro Casaldáliga