Vivir en el Espíritu

“Seamos de Cristo y no de nosotros mismos” es el lema que inspira, acompaña y el norte de la misión de los columbanos.

Dar testimonio de la fidelidad en el seguimiento de Jesús, el pobre de Nazaret, se abandonan en los brazos amorosos del Padre, confiados en su cariño, para encontrarle en sus preferidos, los pobres de la tierra.